lunes, 23 de julio de 2012

Enseñanza de la Historia en Educación Primaria


La enseñanza primaria actual recoge el aprendizaje de la Historia dentro de la asignatura de Conocimiento del Medio, al menos en el sexto curso, previo al acceso a la Educación Secundaria Obligatoria.

Los estudiantes que oscilan entre los 8 - 12 años carecen de una correcta ubicación espacio temporal, carencia que hace muy difícil la enseñanza de la Historia a estas edades. Sin embargo, si es posible enseñarles hechos y acontecimientos históricos, para que vayan familiarizándose con la materia que deberán estudiar tanto en secundaria como en la universidad.

Sin embargo, por razones evidentes el método de enseñanza aplicado en estos niveles ha de ser diferente al usado por ejemplo en la educación secundaria. A mí parecer deben ser tres los pilares en los que los docentes tienen que apoyarse a la hora de explicar Historia a los estudiantes de primaria.


·   Lo concreto: A la hora de explicar Historia a alumnos de educación primaria debemos centrarnos sólo en los hechos concretos, no en las características que lo rodean. A esta edad los jóvenes no pueden comprender que causas y consecuencias pueden poseer cualquier hecho histórico que les enseñemos. Por ello, en la educación primaria, a la hora de enseñar Historia, el docente debe centrarse en los hechos más concretos, limitándose a relatar los hechos históricos con el fin de que el alumno vaya conociendo los principales hechos bien de la historia de España o de la historia universal.

     Lo anecdótico: Una manera de captar la atención de los jóvenes puede ser comenzar una explicación con un hecho anecdótico referente a la unidad que vayamos a impartir en clase. ¿Porqué? Hay que recordar que son estudiantes aún jóvenes y con poca curiosidad hacia el estudia de la historia. En las manos de los maestros está el despertar esa curiosidad de los estudiantes, y una manera de despertar ese ánimo pueden ser anécdotas divertidas  o curiosas que les pueda agradar escuchar. Deben ser, eso sí, anécdotas que simplemente sirvan para captar su atención, en ningún caso deben confundir que en eso consiste la historia.

·      Excitar su imaginación: Al igual que he comentado en el punto anterior, es importantísimo para enseñar historia a los niños de 10 años que se sientan motivados por lo que van a estudiar, que tengan curiosidad por conocer y ganas de aprender. Para ello es de suma importancia el estimular su mente para que ésta se abra a recibir nuevos contenidos y aprendizajes de carácter, en este caso, histórico.

Los medios con los que contamos son muy amplios. Desde películas de dibujos animados o series, recortables o maquetas de las civilizaciones que vamos a explicar en clase, e incluso distintos juegos para que a la vez que aprenden se diviertan.

Autor: Jose Luis López Ruiz


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada